31 de marzo de 2011

De haberlo sabido hace 10 años...

Todos tenemos una lista, con suerte corta, de lo que nos hubiera gustado saber siendo más jóvenes, básicamente para ahorrarnos tristezas, lágrimas, tropezones y hasta tiempo. Pero la idea no es repasar lastimosamente la lista y sufrir o azotarnos por lo que no supimos entonces. Mejor hay que estar contentos por lo que sabemos ahora. ¡Eso quiere decir que aprendimos algo de nuestras experiencias! Así que, con alegría, les comparto 3 de mis "hubiera":

-  A los 20, como tooodos, me sentía la más madura de las adultas; opinaba de todo cual experta y daba consejos sentimentales como si fuera la mejor Doctora Corazón. Aunque es parte del crecimiento, de verdad me hubiera gustado ser menos... sácale-punta (así así). Afortunadamente la edad y las experiencias bajan los humos y hoy entiendo que es mejor tener la cabeza y los ojos bien abiertos, porque cuando crees que dominas todo, la vida te sorprende. Y me parece que es parte del disfrute de vivir, porque esas sorpresas suelen ser más buenas que malas.

-  Lean bien: lo que no te gusta de esa persona, ahí estará para siempre; difícilmente desaparece o cambia. En el mejor de los casos te acostumbras y apechugas. En el peor, se acentúa cada vez más y te saca de tus casillas. Así que si una voz interna les grita que algo no está bien, ¡escuchen! No inviertan energía emocional en el torbellino de los pleitos, del desgaste o de tapar el sol con un dedo. Me hubiera gustado saber que el drama es INNECESARIO, y que pasando la inevitable tristeza, puede venir una vida mejor. (En mi caso, una vida tranquila llena de momentos felices).

-  Escoger profesión es algo serio y requiere de investigación y autoconocimiento. Sé que la edad en la que uno toma esa decisión es muy compleja, porque todavía no se tiene la personalidad bien formada ni se es al 100% el adulto que se llegará a ser. Sin embargo, no se debe ser negligente y optar por lo sencillo ni seguir modas o tradiciones familiares. Yo pasé por una equivocación vocacional que afortunadamente corregí rápido, pero me hubiera gustado investigar mucho mejor desde un principio y ahorrar tiempo y desilusiones (y dinero).

Espero que el análisis de sus "hubiera" sea una experiencia positiva, donde descubran que eso que en su pasado fue un atorón o un paso doloroso, ahora es un aprendizaje. Y como el tiempo no se detiene, con suerte nos veremos dentro de 10 años para descubrir qué cosas nos hubiera gustado saber hoy. Mientras tanto, les dejo la canción del post. ¡Disfruten!



3 comentarios:

  1. completamente de acuerdo... "sabía virtud, de conocer el tiempo", dice la canción... o algo así. saludos.

    un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  2. me gusto mucho... y comparto esta filosofia, estoy dispuesta a ayudarte.. .. de la cancion: "yo la vi, la cante y la disfrute en siempre en domingo" y no me da pena!!!!.. jaja, gran cantante!!! #tuvecina

    ResponderEliminar
  3. Hola Laura, me gusto mucho esta entrada, tanto que me anime a comentar! Efectivamente te recuerdo (uf y eso que tenemos mas de 10 años de no vernos) como una persona muy madura a quien que le gustaba expresar su opinion, pero siempre tus comentarios fueron muy sensatos y atinados y a mas de una nos sirvieron bastante tus consejos. Creo que del grupito de amigas eras la mas madura emocionalmente. Y bueno me pondre a pensar sobre las cosas que me hubiera gustado saber hace 10 años, pero sobre todo de las cosas que se ahora y que quisiera fueran distintas para que en un futuro no me este diciendo, si tan solo hubiera hecho algo a ese respecto... Al fin y al cabo cada uno se forja su propio destino (claro hay eventos que uno no puede controlar, pero la mayor parte de ellos se va formando con nuestras acciones y sus respectivas consecuencias). Recibe mis afectuosos saludos y me da mucho gusto ver que eres feliz.

    ResponderEliminar

Me encantaría leer sus comentarios.